Noticias

EL TERROR DE LA ARAUCANÍA!!

Una verdadera noche de terror tuvo la gente de Temuco que asistió al Estadio Germán Becker. Y los responsables que se atribuyeron las acciones fue nada más y nada menos que el equipo de fútbol de Universidad de Concepción que fue una verdadera tromba y así traerse la victoria en la final ida de la Zona Sur de Copa Chile.

El partido jugado en el hermoso estadio (pero con pésima cancha) del Estadio Germán Becker, fue muy entretenido, con ambos equipos que guardaron a parte de sus mejores hombres, pero que brindaron un duelo dinámico en esta fase de torneo. Los primeros 30 minutos fueron más incisivo los de Temuco, en donde la mejor ocasión la tuvieron en los pies de Navarrete pero que el portero José Sanhueza de manera magistral dijo que no.

Luego la UdeC empezó a tomar la manija y primero Orellana, luego Ibañez, y posteriormente Maxi Perez tuvieron la apertura de la cuenta. Así vino un mal rechazo del portero albiverde, que captura la UdeC. Asistencia de Maxi Pérez para Astudillo por la izquierda, da la sensación que enviaría el centro pero no: remate a portería que el portero Hartard jamás esperó. Fue el 1-0.

El segundo tiempo de manera temprana lo liquidó el campanil: centro de Ibañez por derecha tras un corner, cabezazo ganador de Pablo Sanhueza que el portero del pie deja el rebote que es capturado por Saldías y fusilar la portería temuquense.

Temuco buscaba el descuento y lo tuvo en los pies de Acevedo pero Sanhueza con excelente achique dijo que no. Y al minuto 89 desborde de Perez que no logra empalmar de manera correcta Mateo Toro, pero llegó el debutante Lucas Ortiz y decretar el 3-0, la sentencia del match y la algarabía de los foreros que viajaron a alentar al equipo.

Pitazo final y con esto la UdeC queda muy bien parado para la revancha en fecha a programar.

Ahora a pensar en Cobreloa: próximo rival en el Ester Roa. Y lo más importante: este equipo necesita del apoyo de su gente este lunes 31 de julio.

 

Imagen: Deportes Temuco.

Artículos Relacionados

EMPATE CON GUSTO A POCO
PUNTO DE COBRE QUE OJALÁ SE CONVIERTA EN ORO